viernes, abril 29, 2005

Sosiega tu corazón

Sosiega tu corazón
yo no me iré
dejaré que la calma llegue al tuyo mientras
los sentimientos se apagan

Sosiega tu alma
recuerda que estaré
un poco lejano
pero no distante de tu vida
seguire contando tus movimientos
sabiendo de tus disimiles pasos

Haz que tu corazón agitado de pajarito se calme
y el miedo desaparezca
no hay culpa en que los sentimientos nazcan
donde a ratos no deban nacer
pero ven, yo te ayudo
siéntate en tu barca
yo te empujo para que no tengas que hacer mucho esfuerzo en tu inicio al navegar
las predicciones de clima son buenas para esta temporada
ven, yo te ayudo
con el tiempo se que tu corazón de pajarito
va a dejar de amar
y volverá para que la amistad
tenga entre nosotros un lugar

jueves, abril 28, 2005

Versos sin sentido

Noche obscura
rio sin mar
piedras sin canto
palabras sin voz

gritos sin llanto
lagrimas sin ojos
súplicas sin corazón que las escuche

Inmortalidad vacía
soledad eterna
maldición sin maldito
errancia sin errante
súplicas sin corazón que las escuche

Obscuridad sin día
esperanza asesinada
besos encarcelados
caricias mutiladas

Versos sin sentido y
Súplicas sin corazon que las escuche

miércoles, abril 27, 2005

La falta de correlacion entre lo que hacemos y lo que recibimos

Sé que no seré ni el primero ni el último que se queje en contra de la vida y en contra de sus reglas (las cuales no existen) y de eso es lo que quiero hablar, de que como otro de los mortales me doy cuenta otra vez que la vida no tiene reglas y esa es la ridículamente son las reglas. Como ingeniero (y como buen ser humano) uno se acostumbra a la acción-reacción, a estimular y a recibir respuesta a ese estimulo, a modelar, estudiar, profundizar, analizar y sacar soluciones que son ingeniosas para un problema determinado, pero la vida no es así a veces lo damos todo y recibimos nada, a veces no damos nada y lo recibimos todo, y en algunos casos es consecuente, no damos nada y recibimos nada o damos todo y recibimos todo, estas dos últimas a decir verdad son las que más me gustan, debido a que: sacrificio entonces triunfo, amar incondicionalmente entonces ser amado incondicionalmente, etc.

Ahí en las últimas líneas es donde radica la falta de correlación entre las variables asumidas, quizas esto haga que nuestras vidas sean más apasionantes y llenas de variaciones que nos mantendrán entretenidos, como le contaba Smith a Morfeo mientras lo interrogaba: “la primera versión de la matriz fue un fracaso pues su especie no soporta un mundo ideal”, talvez es cierto, talvez solo podamos soportar la perfección o la absoluta ausencia de ella después de muertos, por ahora seguirán existiendo engaños, frustaciones, triunfos, glorias, mentiras y verdades, silencios, secretos y escándalos que de una u otra forma como lo dije antes nos mantendrán entretenidos y que de cuando en vez nos hará renegar y decir: “PERRA VIDA, YO NO ME ESPERABA ESTO!!!!!!!!!.”

Quiero

Quiero tomar nuevamente tus manos y
y verme volar en tus ojos
hacer de nuevo tu sonrisa mi bien particular
borrar tanto dolor que hay en tus palabras
contar junto a ti amaneceres
y reparar ese daño
ese que alguna vez se cruzó entre nosotros

Quiero el café caliente y las tostadas acariciadas por tus manos en las mañanas
no sentir esta soledad
romper las cadenas y consecuencias del destino
ser el unico propietario de tus besos
y robarle los mios a tantas amantes

Quiero que todo sea como lo planeamos
como quedo estratégicamente articulado
los hijos, las becas, los ahorros y los envejeceres,
la silla mecedora, la jubilación y los viajes

Quiero tantas cosas
quiero tantas cosas

Tu ausencia marca mis dias y
aún preocupa a mi alma
ya sé, ya lo aprendi, la vida no es como lo soñamos,
como lo planeamos,
no seré ni el último ni el primero que se de cuenta de esto
pero ni el destino, ni tu
pueden lograr que yo olvide lo que quiero,
a ti que tanto que te quiero.

Aroma

Tu aroma me ha acompañado todo el día
despierta mis sentidos
aviva el recuerdo de nuestros cuerpos
juntándose, buscándose
y adivinando en la obscuridad

Tu aroma me transporta a tus besos
tu piel, la calidez al tocarte
hace que este día sea mas liviano para mi,
mi corazón pensando en vos
y mi mente solo pensando en tu corazón

Poco a poco con tu exilir
envuelves, envicias y acostumbras
poco a poco tu aroma se vuelve mia
y mi corazon, miocardio, palpitar y latir
se van quedando silenciosamente con vos

viernes, abril 22, 2005

A ratos te busco

A ratos te busco en la multitud
envío mensajes al vacío
emails masivos y perfiles de mi personalidad
esperando a que me reconozcas,
a que este sea el código por ti añorado y vengas a mí,
vengas y con un dulce y profundo beso borres esta soledad
de corazón que hace tiempo me acompaña

Te imagino
y detallo con extremo cuidado
tu piel, tu olor, el color de de tu pelo
y tu delicadeza al tocarme,
las palabras que diras en las noches,
y tu cuerpo recogido debajo de mi brazo mientras tu cabeza
reposa en mi pecho, luego de hacerte mía.

Te veo cual musa flotando en mi cuarto
con tu velo transparente mostrando tus formas
y espantando antiguos miedos
y recurrentes desamores

De nuevo esta noche te escribo
con este corazón suplicando por verte
deseando conocerte
esperando que dejes de hacerte la escurridiza
y ante este último verso
cedas y vengas por fin a mis brazos.

Tendencias Suicidas

Este desearte cerca y añorarte lejos
este despertar y maldecir por que sigo vivo
esta inutilidad a la existencia
los dias pasando sin lograr cambiar el espejo de mi alma
este silencio que me cobija
y este miedo que al contacto se espanta

Esta furia de la incomprensión
las rosas sangrando
el cielo llorando esta derrota
las letras profetizando mi final

Todo, todo, todo se fue con vos
los dias, las madrugadas, el respirar agitadamente,
los masajes en la espalda y las enfermedades curadas

todo se fue con vos
hasta mi vida
solo queda este cuerpo que quiere morir
este cuerpo lleno de vacío y de desesperanza
esta tendencia suicida que como sombra
cada vez me cubre más y no sabre hasta cuando pueda detenerla

jueves, abril 21, 2005

Vuelo Nocturno - Cuento

Esa noche comencé de nuevo a volar, veía la casa en la que vivía, el camino que recorría rumbo a la universidad, las luces del alumbrado público encendidas, las calles vacías y de nuevo esa sensación del viento golpeando mi rostro, ese viento nocturno que a ratos se enreda entre los arboles viejos para hacerlos silvar y mantener despiertos a los niños nerviosos que estan esperando a que vaya el "Coco" a asustarlos. Di un giro y pase cerca a la casa de Ángela, una cuadra después me detuve, decidí regresar y asentarme en la rama más próxima a su ventana. La veía y la memorizaba, la acariciaba con mi memoria, su piel delicada, su aroma a amanecer, sus 16 años, sus caderas y los muslos cual columnas de templo griego, y sus senos discretos y delicados suficientes para que cualquier hombre admire su equilibrio y la armonía.

Recuerdo que sentí sus manos, que su delicado calor fue razón de este enamoramiento profundo y suavemente doloroso, que muchas noches y días estuvo a mi lado, que me contaba sus secretos y que yo sólo callaba y miraba queriendo decirle lo que mi corazón sentía, y sólo podía callar, pues de esa manera alargaba sus cuidados. Muchas veces venía a contarme del muchacho que conoció en el bazar del colegio y que ella por más cercana que estuviera a él, el "imbécil", pues no se puede llamar de otra forma a quien deje pasar de frente tal monumento a la mujer y no verse atraído, no sólo por su cuerpo, sino por los hoyuelos en su sonrisa y esa mirada que conseguía cualquier perdón; ese imbécil ni la notaba. Me contaba todo, lo incomprendida que era por sus compañeras al no querer arriesgarse a correr peligros innecesarios, y la vez que rompió en llanto porque su padre había decidido irse de la casa.

Fuimos amigos mucho tiempo, la verdad yo para ella fui su amigo para mí fue la mejor mujer con la que me he topado en la tierra; me cuidó y curó en su casa luego del accidente, fueron 2 meses de atentos cuidados y cariños, tanto que al final ya no quería irme de su casa y me hacía el enfermo para que dejaran que me quedara otro día más. En ocasiones me dedicaba a cantar y a deslumbrarla con las melodías que había aprendido un tiempo atrás. Fueron los 2 meses más recordados de mi corta vida, los mejores, los más vividos, los más intensos.

En estos momentos yo sé que me confunde con los demás, sé que mira al cielo buscándome, y sé que vuelve a mirar al suelo al lugar donde me encontró. Yo, yo no pude volver a volar de día después de recuperarme y desde entonces por más que trato de alejarme de ella, todas las noches cuando vuelo, paso por su casa, vuelvo y la memorizo, canto suavemente la canción que más le gustaba cuando me estaba curando y vuelvo a mi vuelo nocturno, buscando hallar otra en mi especie que pueda calmar este amor que siento por ella.

Palabras

Una tras otra,
palabra tras palabra,
se van uniendo, se van hilando las ideas,
se van tejiendo los poemas;
se van imprimiendo en ellas los sentimientos,
las soledades, los recuerdos y los sueños.

Se covierten las yemas de mis dedos
en extensiones de mi mente,
en liberadores de la prisión del día a día,
en cables a tierra de tantos pensamientos que
noche y día me atormentan o me visitan o me cuidan.

Palabras que catalizan, limpian y encauzan
un poco más mis días;
alas de Pegaso que me permiten volar
a antiguos amores e imaginarme la llegada de los nuevos.
Palabras que me llevan a los brazos de ellas y de ella
sinopsis de besos, preludios de caricias, y descriptores de pasiones.

Palabras,
ventanas de mi mente,
lugar donde se ven los sentimientos;
palabras, descanso de mis noches,
hipnosis de culebreros
para traerlas hacia mí.

Palabras,
calma de mi alma,
descanso de mi espíritu,
memorias de esta vida,
regazo último donde descansa mi corazón
y donde brota de nuevo mi existencia.

miércoles, abril 20, 2005

Endurecimiento

La distancia ha endurecido tus palabras,
ha hecho más fuertes tus sentencias;
has olvidado las promesa dichas,
y los besos robados a la despedida

Tu amor se diluye con las horas,
las palabras para evitar nuestro diálogo aumentan;
es la prisa, es la hora, es el cansancio, es el calor,
quien se interpone a que me regales las palabras
que sosiegan mi alma.

¿Quién eres? ¿Cómo te llamas?
¿Alguna vez te tomé de la mano?
¿Juntamos por casualidad nuestros labios en un café?
Es el interrogatorio que se asoma
En mi boca al momento de llamarte
al momento de pensar en ti.


La distancia ha endurecido las palabras,
la distancia te colmo de olvido;
la distancia junto con un probable “él” te lleva lejos,
lejos de las promesas y de los conjuros al amor
pronunciados cuando nuestros cuerpos estaban
apasionada y sudorosamente unidos.

Suavidad

Suavidad de tu piel,
de tus ojos cerrados mientras duermes y mientras besas,
de tu respiración cercana a la mía,
de tus muslos acariciados por las yemas de mis dedos,
de tu mirada dando el consentimiento de poseerte.

Suavidad de tu corazón la tiendo con el mío,
de tus labios al besarte,
de tu espalda al terminar tu cadera,
de tus palabras cuando el día es más oscuro.

Suavidad
dulce y serena de tu vida junto a la mía,
de saber que no estoy tan solo,
que tú me acompañas y tu beso en la mañana inunda todo mi día

Cruce de caminos.

Nuestros caminos se cruzaron, torpemente
dimos rienda suelta y decidimos tenerlos unidos
uno pegado al otro para mirarse, para reconocerse
con el paso del tiempo con el paso de los pasos.

Cantamos, reímos, jugamos
danzamos en la lluvia,
llenamos días de deseo
y noches de inagotable pasión.

Contamos estrellas y gotas de caramelo en nuestros rostros,
pintamos atardeceres sobre días grises
y en días grises gozamos de los mutos placeres.

Sin querer nuestros caminos se entrelazan,
se confunden uno con el otro, y vuelven y se separan, danzan,
serpentean buscándose, deseándose, tocándose suavemente con sus bordes
atraídos por la gravedad mutua, por la piel, y concentración de sentimientos.

Sin querer nuestros caminos hacen que todo quede atrás,
que el pasado se olvide y que sólo se mire hacia adelante.
Por ahora recorramos parajes, visitemos lugares,
memoricemos nuestras voces, gestos y cuerpos
hasta que la metáfora nos abandone
y por fin dejemos de hablar de nuestros caminos
y los convirtamos sin pensarlo, sin tan siquiera presentirlo
en uno solo.

martes, abril 19, 2005

Se va

Se va la vida
de entre tantos besos, entre tanta piel
entre los amaneceres y las amantes.

Pasan enumeradas las horas de trabajo,
filadas las penas y organizados los eventos
que, por esta semana, me tendrán ocupado.

Se va la vida
con la misma canción, con el mismo vacío que me aqueja hace mucho tiempo;
se va sin respuestas, aumentan mis preguntas
y aún más aumenta esta desazón.

Se acumula el licor en mis venas,
se confunden sangre y ethanol;
se va la vida, se va en esta náusea,
en este sinrumbo, en esta sinrazón,
en este zumbido que me aturde día y noche
pues no encuentro norte, no hallo apoyo,
no encuentro un sólo corazón.

Los dioses se esconden al verme
y la desgracia se cansó de visitarme;
sólo pasan los días,
sumo las horas.
Se va a cada oportunidad el momento
de acabar con esta agonía, con este vivir muriendo
y vivir sientiendo este signo de perdición

lunes, abril 18, 2005

Átame

Átame con tu amor
tómame entre tu vida
envuélvela y dale el giro que siempre he esperado

básame profundamente
toca mi alma en una caricia
y se mi luz al final de esta penumbra

Átame con tu alma y con tu cuerpo
mis pies y mis manos a las esquinas de tu cama
mi corazón latiendo con el tuyo

róbame en una noche con besos
sácame de esta soledad
mira que de amor estoy muriendo

sábado, abril 16, 2005

Carnaval

Carnaval,
noches de placer,
de piel, de besos
y en música estridente flotar

Cuerpos desnudos, cuerpos vestidos
caricias, licor, conversaciones y risas
hedonismo, aromas, juegos de seducciones
juegos de rol

Carnaval,
divagar, flotar, invocar a Baco
al infierno bajar
escapar de tanta realidad
de tanta saciedad
relajar el espiritu
morales, principios y normas puestos en el último lugar

Carnaval
primero yo, segundo yo, tercero yo
como sea
lo que tenga que hacer
esta noche y las que siguen
de mi tengo que escapar

Carnaval
noches sin dia,
dias sin parar
argumentos para llevarlas a mis brazos a disfrutar

Carnaval, carnaval, carnaval,
razones y dias que tendran final
mientras de una forma u otra te logro olvidar

jueves, abril 14, 2005

Fórmula para Tiempos de Dureza

Por diferentes razones, por diferentes circunstancias a ratos el corazón se paraliza, se le olvida amar, se le olvida creer, se le olvida entregar; tal vez porque entregó mucho, creyó mucho y amó mucho y el receptor de tantos favores por alguna razón (conocidad o desconocida) dejó de estar interesado en estas señales. El problema es que el corazón y la mente siguen emitiendo y a pesar de que la mente para de emitir más rápido, el corazón continua emitiendo con demasiada fuerza (y a veces hasta logra convencer a la razón), pero independiente de esto, al no haber receptor lo sentido se envía al vacío, a la nada, a la indiferencia.

Definitivamente el problema no es del que se va, sino del que se queda, de alguna manera lo hemos vivido o nos lo han contado; quien se queda se encuentra en medio del desierto, de la nada, de la vía, de una ciudad desconocida, de un país extraño con otro idioma y donde nadie le entiende, donde ni él mismo se entiende. Se vaga mucho tiempo más muerto que vivo, peor que si hubiésemos sido resucitados del santerismo; pero en un momento mágico después de deambular ese tiempo maldito, de estar solo, o disimular estarlo, decidimos que es tiempo de amar, de abrazar, de vibrar, de entregarlo todo en un beso, de tomarse las manos con alguien y mirar lejos, de volver a creer; y los deseos pueden ser sinceros y hasta sensatos, lo duro es que ahora es el corazón el que entendió demasiado bien que amar duele y la razón no logra convencerlo de lo contrario y con justo convencimiento, ni él, ni nosotros queremos volver a apostar y perder; y a pesar de que así funcionen las cosas en la vida y la antigua técnica de sufrir para aprender sea usada hasta el final de los tiempos, el corazón, "nuestro corazón" se rehusa a volver a latir con la misma alegría ante el amor, deja de recibirlo como un perrito a su amo, agitándole alegremente la cola, talvez nuestro ventrículo izquierdo y derecho juntos se han vuelto un poco gatunos: sigilosos, cuidadosos, distantes, sagaces e independientes; talvez muy probablemente no volvamos a amar y no lo hagamos en un buen rato.

Ante tal enfermedad es que vengo yo a proponer una solución desde lo simbólico por supuesto, pero la verdad las personas que han y que hemos pasado por esto (y las que seguirán pasando hasta el final de los tiempos) deberíamos ponernos un pequeño prendedor en la ropa, o una pinza en el pelo las mujeres o un cordón de otro color en los zapatos, y así los compañeros de turno del gremio sabrán cómo tratarnos, cómo ayudarnos y hasta decidamos, entre compañeros del nuevo gremio, compartir soledades, besos y caricias sin contratos, que saben que no se van a romper que saben que no se van a cumplir, es de aclarar que los no son de este antiguo, conocido y estudidado gremio están destinados a sufrir con este sindicato de corazones helados, si es que de alguna manera se les puede llamar. Pero los del sindicato o gremio sabrán cómo tratar al enfermo temporal o definitivo, no le exigirán a cambio nada y sabrán que cualquier sonrisa que salga, realmente es un regalo desde lo profundo, desde la abismal indiferencia, la cual tiene más valor que la regalada cuando todo esta bien, cuando el cielo es azul y las nubes son de algodón.

Vértigo

He quedado anclado a tu corazón,
camino lejos de tu ser, de tu memoría,
hago ritos y solo logro que el dolor me abrace,
sé que no debo regresar
pues mi penumbra será mayor

Lanzo gritos para que vengas a rescatarme
mas ruego a mi ángel que no seas tú;
me envuelve esta niebla,
me rodea esta noche,
el frío de mis huesos no logra ser calentado por mis carnes, ni por las de nadie.

Mis ojos ya no quieren llorarte
y a los recuerdos felices no los dejo acercarse
he decidido no volver a sufrir
mas sufró borrándote,
sufro bebiéndote,
muero por que ya no te siento.

Me he tomado el atrevimiento de borrar palabras del lenguaje:
tu nombre, felicidad, ternura;
por ahora solo existe esta obscuridad
este caer hacia la nada
este vértigo que me aleja de ti
este dolor que poco a poco me me domina,
me estrangula, me adomermece y me mata.

Calypso

Calypso deja de leer,
tantas cartas han turbado tu mente,
tantos libros confundido tu memoria;
no distingues entre la vigilia y el descanso nocturno,
entre los abrazos y las despedidas,
entre la desesperación y la calma.

No ves que conspiran contra ti
Fausto, los Quijotes, los Ulises, Teseo,
Minotauro, Zaratrustra y Charlie Parker.

No ves que en el día confabulan
para en la noche entonar
salmos, cantos y responsorios
en tus sueños.

Deja de leer tantas cartas,
deja de buscar en ellas el amor,
libera tus ojos de tantas letras, de tantas palabras;
mejor trenza tu hermoso pelo,
dedícate un tiempo a la belleza,
a la vanidad, a la vanidad, a la vanidad.

Te veo

Crees que no te veo,
miro tus movimientos,
cuento tus palabras,
escucho la delicada entonación
que pones al pronunciarlas,
cuando pasas a mi lado
escudriño en tu perfume buscando tu delicado aroma - aquel con el que poco a poco conquistas mi alma -
sé qué tipo de ropa te pones los martes
y cuándo las cosas no han salido como quieres.

He visto cómo contestas el teléfono, cómo saludas
y cómo esperas a que te recojan cuando sales tarde.
Me gusta cuando inclinas la mirada, te abstraes,
y a veces hasta logro adivinar en qué estás pensando
o qué agita tu corazón en el ascensor rumbo a los brazos
de quien no sabe cuidarte.

Crees que no te veo,
y ya te he hecho parte de mi rutina,
siempre te busco cuando voy en el metro,
espero hasta toparme coincidencialmente
cuando vamos rumbo a nuestros empleos,
lo único que hago es esperar el momento
clave para hablarte,
preguntarte por el clima o por la hora
o por la mejor ruta para llegar a poseerte,
lo único que hago es esperar el momento
para sacarte de tu mundo
y meterte sin que lo sientas
delicadamente en el mío.

martes, abril 12, 2005

Llamada

¿qué haces?
¿estás muy ocupada?
¿a qué horas terminas lo que haces?
¿tienes problema con aplazarlo?

Sabes, quisiera verte
decirte unas cosas, hacerte otras,
no demores,
hazme compañía,
prometo no ir más allá de donde hemos llegado antes;
claro te besaré,
lo haré intensamente,
confía en mí,
no haré nada que no te guste,
no llegaré más allá de donde tu quieras.

ven o si quieres voy por ti;
ardo por tus labios, ardo por tu cuerpo,
no veo la hora de tenerte cerca,
no le hagas caso a la hora
me necesitas y te necesito.

Ven, quiero robarte unos besos,
besos que se quedaron la vez pasada atados de tu sostén;
ven, deseo darte unas caricias que estan acumuladas
pero no haré nada más,
nada que no te guste,
nada que tu no quieras,
no es una trampa
todo esta claro, las cartas están sobre la mesa.

Ven, no dudes,
talvez mañana no podamos;
ven, no temas,
se hace tarde
y tu deseo y el mío no pueden esperar más.

lunes, abril 11, 2005

Te beso

Te beso, te beso y te beso
acaricio tus labios
acaricio tus dedos
no quiero soltarte, solo beber de tu boca
lo que mi alma esta pidiendo

Te beso,
juego con tu lengua y con palabras acompaño los gestos
busco tu delicada aroma y con mis brazos te aprieto contra mi cuerpo

Te beso,
abro los ojos, miro los tuyos cerrados
y mucho más me voy perdiendo

Te beso,
y no quiero dejar de hacerlo
esta noche, esta canción, este momento asi lo han dispuesto
vuelvo y te muerdo delicadamente
vuelvo y juego con tu lengua
vuelvo y bebo de tu cuerpo
y mi alma pide más
y con más locura vuelvo te beso

viernes, abril 08, 2005

Rito

Ojos vendados,
velas encendidas,
aromas, perfumes, incienso,
lecho cubierto de pétalos de rosas,
Ravel, encajes, tu piel, la mía.

Caricias, tus senos delicados
mi cuerpo vibrante
cuidando por no acelerarse ante esta visión
tan deseada,
Besos, yemas de los dedos rozando tu piel dispuesta,
mis manos recorriendo tu cuerpo suavemente y buscando
el origen de esta locura
luz tenue, susurros, gemidos
pasión, entrega, olores, humedades, regalo mutuo
unidad, calidez, ternura, fortaleza y obsesión.

Cajita

Tu amor me ha abandonado
una parte de mí se ha ido él,
se ha ido el tiempo,
la brisa, la luz del sol,
y el mojar de la lluvia en mi cuerpo,
las miradas y sonrisas traviesas,

Las llamadas a escondidas,
los mensajes de texto,
los mails eróticos y los tiernos...

La verdad se llevó mucho,
horas libres y tu calorcito en las cobijas,
el jugar en la cama,
los besos de chocolate,
y tu sexo a la chantilli,
mi sentido del tacto y el del olfato,
los ruidos por la noche,
y los reclamos inocentes.

Se fue tu amor y tu con él,
no alcance a quitarle tantas cosas de su mochila,
por favor si las encuentras,
si las ves juntas y con frío
devuélmelas en una sencilla cajita;
la única condición que pongo -aunque no estoy en posición de hacerlo-
es que venga con tu corazón adentro.

Quédate

Quédate esta noche, quédate,
deja que nuestros cuerpos se reconozcan,
que se acostumbren al calor del otro
que sus hormas se complementen
y que nuestro aliento invada la habitación.

Prometo cuidarte
velar tu sueño,
no permitir que el aleteo
silencioso de un ángel te despierte
miraré tus formas sugeridas en la obscuridad
y mientras descansas me imaginaré
mundos nuevos conquistados por tu y yo

Prometo cuidarte
velar tu sueño,
ser tu guardián, pero, solo pero,
después de hacerte mía y yo tuyo
después de marcarte con mi piel
y tu enviciarme a la tuya
después de vencer con besos
y las suaves sugerencias
las resistencias que pones a nuestro mutuo deseo

Quédate, prometo no sobrepasar tu imaginación
será lo mismo que ofrecen todos
será lo mismo que siempre esperas
lo unico diferente es que será bajo mi marca, bajo mi sello,
bajo este sentimiento que me esta inundando y que poco a poco
me va absorbiendo,

Quédate,
¿qué tienes que perder?
permite que este contigo
y que ya no me puedas olvidar

miércoles, abril 06, 2005

El Libro Rojo - Cuento

Esa mañana por fin llegó de GoogleAmazon el famoso Libro Rojo, llevaba meses esperando a que de nuevo saliera a subasta, había sido un éxito y el best séller Mundial durante los últimos 4 años y quienes lo compraban no lo compartían, era un verdadero culto, existían comunidades del Libro Rojo y era un tema en el que se habían creado grupos de discusión en Internet 2D, pero a los cuales no se tenía acceso pues se pedia de contraseña el id de venta del producto. Era muy simpático, pues llegaba ocasiones en que llamé a todos mis amigos a invitarlos a tomarnos una cerveza y después de hacer una convocatoria múltiple por videocell, todos contestaban al unísono que estaban leyendo el famoso libro rojo. Para mi no era claro como después de 4 años y de varios de ellos haberlo leido aun seguían encerrados dedicados a leer el famoso libro.

El libro rojo era un elemento que había cambiado la realidad, la gente comenzó por ponerse una arete rojo, luego un botón rojo, tatuajes rojos, y por ultimo la túnica roja. Es de aclarar que todo seguía igual, excepto por que mas de media población mundial estaba vestida de rojo, del mismo matiz y la misma actitud fría. lo único claro es que después de leerlo todos decían al unísono “NO VOLVERÁS A SER EL MISMO”.


El libro se encontraba en mis manos, estaba envuelto en el antiguo papel de regalo y luego de destaparlo contaba con la cubierta de lujo, como lo había escogido en Internet 3D. La verdad no podían encontrar copias pirata, y hasta los mas famosos sitios de Hacker, los que alguna vez lograron tomarse las grandes centrales nucleares y obligaron el famoso armisticio del 2060 entre las superpotencias, quienes crearon la Cyber-nación, la cual promulgo los famosos derechos informáticos recursivos, primero igualdad de información y segundo y último derecho información para la igualdad, principios básicos que habían logrado suprimir la pobreza y lograr la equidad de los bienes entre los habitantes este sombrío planeta; los Hackers habían prohibido la distribución masiva del libro y solo era posible acceder a el por compra directa a GoogleAmazon y su valor para acabar de ajustar no era fijo, solo era subastado y vendido a las mejores ofertas. Su valor oscilaba entre los 400 Gigabytes y los 900 Gigabytes demasiado para mi, que solo soy un empleado publico que gana 50 Gigabytes al año.


Por fin, luego de acomodarme en mi silla reclinable comencé a leer el libro, fueron 27 horas ininterrumpidas de lectura, fui al baño tres veces y luego me aguanté. Acto seguido me puse túnica roja que había comprado en preludio a este día y y mis únicos dos pensamientos de ahí en adelante siempre han sido “NO DEBÍ HABERLO LEÍDO” y si encuentro a alguien le diré que "NO VOLVERÁS A SER EL MISMO".

sábado, abril 02, 2005

Delirio

Deliro por tener mi cabeza entre tus piernas
saborear tu sexo luego de haberte besado el cuerpo entero
oler y grabar tu aroma mientras con mis manos acaricio tus senos
mirarte mientras recorro cada rincón
mientras con mis labios delicadamente te aprieto

Deliro por tu sexo
y hacerte vibrar mientras siento como tu cuerpo lentamente se va retorciendo
deliro por esta locura
por este deseo intenso
que me marca y que me llena cada vez que te recuerdo

Cambio

Cambio
besos de amantes por una caricia que conmueva
toda mi ropa usada por una sola vestimenta nueva
tanta sabiduría por algo que sorprenda
letras de poemas por una sentencia cierta

Cambio todo,
tantas canciones por un solo bolero
noches de sexo y de amantes por saber vivir sin ella
el saber contar las estrellas por solo deleitarme con ellas
este corazon prevenido por uno apasionado
esta vida sinrazon por unos dias en que la sangre hierva

Cambio lo vivido por un recuerdo nuevo
toda esa mentira por una sola verdad
esta soledad por una compañía cierta
me cambio a mi mismo por uno nuevo
cambio ,
cambio todo
pues este no soy yo,
y en estas palabras no me reconozco

Destierro

Destierro
Ciudad sin direcciones
Mundos sin dioses
Ojos sin miradas
corazones sin latir
Desiertos sin oasis
labios sin sabor

Días sin noches
noches sin final
cielo sin estrellas
abrazos que no calientan
dureza del alma
pesado caminar

Destierro
pieles sin vida
palabras sin sonido
letras sin sentido
no hay norte, no hay sur
solo caminar hacia donde ya no estes vos

Paso del tiempo

A cada beso te vas borrando
a cada caricia te voy perdiendo
te conviertes en el fantasma
te conviertes en recuerdo
ni tu presencia logra impactarme
la maldición de este mal amor
se va diluyendo.